6 sept. 2009

Tricksters [II] Mitología Japonesa (1).

Siguiendo con el monográfico de Trickster de diferentes mitologías, comenzamos hoy con los dioses japoneses.

Susanoo (須佐之男, Susanowo)


En el sintoísmo, es el dios del mar, las tormentas y las batallas. Es el hermano de Amaterasu, diosa del Sol y de Tsukiyomi, dios de la noche, descendientes todos de Izanagi.


El Kojiki (古事記"registro de cosas antiguas"), libro histórico más viejo que se conserva relativo a la historia de Japón, y el Nihonshoki (日本書紀) contienen su legendaria represión de la serpiente Yamata-no-Orochi, en el país de Izumo.
Susanoo nació de la nariz de su padre Izanagi, cuando este se dio un baño para purificarse de su desgraciado incidente en Yomi-tsu-kuni, la tierra de los muertos, cuando quiso rescatar a su amada Izanami. La historia de Izanagi e Izanami tiene claras similitudes con el mito griego de Orfeo y Eurídice, así como con las deidades Mayas Itzamná e Ix Chel.

Susanoo mostró desde su infancia una actitud agresiva, pero un gran potencial, al fin y al cabo. Cuando su padre, Izanagi, quiso repartir su reino con sus tres hijos, Amaterasu recibió el sol y el cielo, Tsukuyomi recibió la luna y la noche, y Susanoo recibió el rayo, la tierra y el mar; pero esto no le satisfizo. Susanoo se enfureció pero, consciente de que la ira de su padre era un serio peligro, esperó a que Izanagi se retirara al descanso divino para enfrentarse a su hermana.


Para evitar heridas innecesarias, decidió apostar con ella y demostrar quién poseía el mayor poder creador. Amaterasu cogió la espada de su hermano y, tras romperla en tres trozos y masticarla, aparecieron tres hermosas diosas. Susanoo, para poder superarla, cogió las cuentas de la fertilidad de su hermana y con ellas creo cinco dioses muy agresivos. Susanoo se proclamó vencedor, pero su hermana, al pertenecerle a ella las cuentas con las que Susanoo había creado a sus dioses menores, afirmo ser la vencedora. Susanoo montó en colera y destruyó la hilandería sagrada, hogar de Amaterasu, agrietando las paredes, defecando en el salón (lugar donde, según la tradición japonesa, se probaban los primeros frutos de la cosecha) y descuartizó y repartió por la hilandería el cuerpo del caballo “celestial”.

Amaterasu se asustó tanto al ver al animal sagrado muerto, que huyó hasta una cueva, donde se encerró, provocando la oscuridad eterna.Susanoo fue juzgado por el consejo de los ochocientos dioses, se le culpó de asesinar al caballo “celestial”, asustar a su hermana y de acabar con la vida de una de las doncellas de Amaterasu.

Desterrado y enviado a la región de Izumo, Susano conoció a un hombre que tenía ocho hijas, de la cuales siete habían sido asesinadas por el "Yamata-no-Orochi" una horrible serpiente de ocho cabezas y ocho colas. El hombre le contó que la bestia vendría pronto para llevarse a la última hija.Susanoo decidió ayudar al hombre y tras un combate abortado con Orochi ideó un plan;  a cambio pidió la mano de Kushinada, lo cual se le concedió. Susanoo convirtió a la chica en una peineta sagrada, se la puso en el cabello y dijo: "Preparen un licor bien destilado. Rodeen su casa con cercas y hagan ocho puertas con ocho palcos. Dejen una vasija repleta de sake en cada palco y esperen".Lo prepararon todo tal y como Susanoo les ordenó, y esperaron.

Al rato apareció Yamata-no-Orochi que metió sus cabezas y bebió. Aprovechando la distracción, Susanoo atacó y cortó a la serpiente en pedazos. El río se manchó de sangre. Cuando cortó la cola del medio, su espada se quebró. Extrañado, rajó la cola con la punta del filo, y dentro descubrió otra espada, Murakumo-No-Tsurugi (que más tarde sería llamada Kusanagi (草薙,Cortadora de Hierba) por Yamato Takeru), tomó esa espada y la ofreció a Amaterasu como presente y disculpa, gracias a ello logró retornar a las mansiones divinas.

Supuesta Kusanagi
El hecho que esa espada se guarde todavía en el tesoro real hace que los japoneses se tomen muy en serio esta leyenda pese a no estar expuesta.

Siendo deidades japonesas, no podían faltar constantes referencias en su cultura manga, y es en Orión del afamado Mamune Shirow, creador de Ghost in the Shell (Obra en que se basaron junto con el mito de la caverna de Omero para Matrix, {tengo ese post pendiente}) donde mejor se percibe la personalidad de esta deidad; egocéntrico, eternamente enfado y poco dado a las contemplaciones, un dios capaz de patear a un perro en un ataque de furia, fastidiado por el hecho de haber sido convocado por un mortal.





La serie manga o anime que mucha gente conocerá, Naruto, también tiene varias referencias a los tres dioses hermanos y, como no, al trickster Kitsune, como detallaré en el siguiente post.
Anteriores:

Próximos:

(Princesa Kushinata, Orión)



(Fanart de Ōkami Amaterasu, descendiente de Shiranui Amaterasu, que a su vez es descendiente de la diosa Amaterasu)
votar

1 comentario:

  1. De todas las mitologias, quiza sea la Japonesa la gran desconocida. Muy interesante entrada y muy buenas las ilustraciones, sin duda estos japos son únicos para representar a sus deidades.
    Su arte ya sea Epoca Edo o con el manga actual no te deja indiferente. Esperando nuevos aportes en un futuro no muy lejano...
    Saludos

    ResponderEliminar

Tu opinión nos importa.

Related Posts with Thumbnails