7/3/2014

Las locas máquinas del tercer Reich (II). Primeros jets y alas volantes

Escrito y diseñado por Cavil.


Han pasado ya casi 4 años desde que escribí para este blog un artículo que pretendía inaugurar una nueva sección, dedicada a la historia menos conocida del mundillo bélico. En este artículo de 2010 os hablaba de algunos de los proyectos tecnológicos del ejército alemán en la II Guerra Mundial. Quería continuar haciendo nuevas entregas, pero al final no pudo ser. Sin embargo, me quedé mucho tiempo con la espina clavada, pero eso se acaba hoy. Como más vale tarde que nunca, aquí os traigo la segunda entrega.

En 1943-4 la Alemania nazi era derrotada en todos los frentes, ya quedaban atrás los años de conquistas y superioridad. El poderoso enemigo soviético desangraba a las fuerzas armadas alemanas, mientras que los aliados occidentales desgastaban la industria y la producción mediante bombardeos masivos en tierras germanas. A consecuencia de todo esto, y tras varios años de combates y desgaste, la Luftwaffe, la fuerza aérea alemana, ya sólo era una sombra de lo que había sido. Tanto las duras batallas en el frente oriental contra la Unión Soviética, como la defensa del espacio aéreo alemán frente a las incursiones de los bombarderos americanos y británicos, habían provocado una merma considerable en las capacidades de la Luftwaffe. Grandes números de aparatos y pilotos caían y no eran reemplazados.

Pero los nazis no se dieron por vencidos e intentaron mantener el tipo mediante la tecnología y la innovación. Al igual que en los proyectos terrestres, aplicaron la lógica de ser pocos pero de alta tecnología. Los ingenieros alemanes, que ya llevaban desde los años 30 investigando en motores a reacción, se pusieron manos a la obra y así, en 1944 aparecerían en los cielos de Europa los primeros cazas a reacción de la historia, los Messerschmitt Me 262. Sin embargo este modelo, a pesar de ser fabricado en serie y poseer un amplio historial de combates, nunca fue más que una plataforma de lanzamiento de nuevas tecnologías, ya que abrió todo un abanico de posibilidades para el desarrollo de nuevos modelos.

En el período 1943 / abril 1945, la creatividad de los ingenieros aeronáuticos alemanes fue muy fructífera. La gran mayoría de aparatos nunca pasaron la fase de proyecto, salvo las excepciones del Me 262 ya citado, el caza con motor de cohete Me 163 Komet, el bombardero a reacción Arado 234 Blitz o el caza He 162 Volksjäger, que fueron puestos en producción. De toda la gran gama de proyectos ideados en tan corto período de tiempo, muchos modelos seguían el diseño clásico de avión: fuselaje, alas, cola, motores, forma de cruz. Una vez acabada la contienda y siendo saqueado el conocimiento técnico por parte de americanos y soviéticos, varios de estos modelos acabarían siendo precursores de futuros aviones a reacción de estas potencias, pero este tema ya daría para otro artículo.

No es en los modelos "convencionales" en los que me voy a centrar en este artículo, sino en algunos de los más llamativos: las alas volantes, o flying wings.

Un ala volante es un tipo de avión sin cola y con un fuselaje poco definido, ya que éste y las alas forman una estructura continua donde está todo, la cabina, las armas, las bombas, el tren de aterrizaje, etc. Es, en esencia, un triángulo volador.

Tal vez en la actualidad no nos sorprenda tanto ver un "triángulo volador", como varios modelos tripulados de aviones norteamericanos de hoy día (F-117, B-2) o no tripulados (drones, como el Dassault nEUROn o el RQ-170 Sentinel). Pero en los años 40 esto era un diseño radical y todo un adelanto.

Las alas volantes nacieron en los años 30 pero no fue hasta la II Guerra Mundial que se empezó a descubrir su potencial. Los alemanes fueron los pioneros en este diseño, gracias al trabajo de los hermanos Horten o a Alexander Lippisch. Todos ellos idearon multitud de modelos, que aún a día de hoy, continúan llamando mucho la atención.

Veamos algunos:


El Horten Ho 229. Un cazabombardero de diseño futurista y con tecnología stealth (invisibilidad a radares), se le puede considerar como el abuelo de los F-117 o B-2 norteamericanos de hoy en día, también aviones stealth. Llegaron a construirse 3 prototipos.


El Horten H.XVIII. Un bombardero intercontinental, versión a gran tamaño del Ho 229 y también con tecnología stealth, fue diseñado para alcanzar los EEUU y no ser detectado por los radares hasta estar muy cerca de la costa. El avión de HYDRA pilotado por Red Skull en la secuencia final de la película de El Capitán América, es una versión del Ho H.XVIII con motores de hélice, es decir, el auténtico era incluso más avanzado. Ahí queda eso.








El Arado E.555. Era otro modelo de bombardero estratégico intercontinental, capaz de alcanzar los EEUU y parecido al Ho H.XVIII, pero más pequeño y compacto.


El Gotha Go P.60A. Era una versión alternativa y refinada del cazabombardero Ho 229 mencionado antes, básicamente una adaptación de ese modelo para la producción en serie y la alteración del diseño para que admitiese mejoras y modificaciones futuras. Si la guerra se hubiese prolongado más tiempo es muy posible que este avión pudiese formar la columna vertebral de lo fuerza de cazas alemana.



El Lippisch P11. Era un bombardero ligero del tipo Schnellbomber, o bombardero rápido. Su función sería lanzar sus bombas y escapar a toda velocidad, superando a sus perseguidores.


El Focke-Wulf 1000x1000x1000 Modelo B. Este bombardero medio tenía como objetivo llevar 1000 Kg de bombas, a 1000 Km de distancia y a 1000 Km/h. El modelo A era de aspecto convencional, pero el B era un ala volante con dos motores a reacción.



El Horten Rocket Wing. Este caza con motor de cohete, que bien parece salido de Star Wars, no se sabe muy bien si es un modelo que se proyectó realmente, o bien una fantasía modelera (fue lanzado por una compañía de maquetas de aeromodelismo). Por lo que estuve investigando, todavía hay debate. En cualquier caso, el diseño de este aparato es realmente espectacular.


El Focke Rochen. Y ya rizando el rizo, dejo éste para acabar. Apodado la "raya", por su parecido con el animal marino, este artefacto era una mezcla entre avión, helicóptero y platillo volante. Clasificado como avión de caza de tipo VTOL, es decir, con capacidad para despegue y aterrizaje vertical, tenía el diseño de un ala circular y disponía de un sistema de impulso mixto en horizontal y en vertical mediante dos grandes hélices en el centro del fuselaje y un motor a reacción.




votar

13/8/2013

Vikings [1]. El Valhalla

En origen la inclusión de series y películas de actualidad en el blog, era utilizarlas como vía para acercarnos a la historia y mitologías en las que se basan. En este caso, creo que seguidores de Spartacus, Skyrim y Juego de Tronos convergerán dando una oportunidad a esta serie por sus ligeras y respectivas similitudes, que más adelante justificaré antes de que alguno se lance a la yugular. 

Vikings nos ofrece la excusa perfecta para profundizar tanto en la mitología nórdica como en la historia de los vikingos de la mano del Rey semilegendario Ragnar Lodbrok (Rey de Suecia y Dinamarca en el siglo IX) y dada su, hasta el momento, fidelidad histórica, intuyo que veremos la evolución de Björn Ragnarsson (Björn Brazo de Hierro) y del resto de la estirpe de Ragnar al más puro estilo de Juego de Tronos. Que esté a la altura... el tiempo e Interestela lo dirán.  



 Con poco que leáis al respecto sobre el contexto histórico veréis la trama de intrigas y traiciones que se avecinan, spoilers asegurados, así que cada cual se acerque a esta serie según preferencias personales, descubriendo Historia gracias a la adaptación o disfrutando la adaptación por conocer la Historia. 

 Incluir Skyrim resulta obvio ya que bebe directamente de la mitología nórdica substituyendo nombres pero haciendo claras referencias, así Sovngarde no es otra cosa que el Valhalla, el majestuoso salón de los muertos ubicado en Asgard, gobernada por Odin donde los caídos en combate son llevados por las valquirias junto a los héroes y dioses germánicos legendarios, para celebrar combates y banquetes mientras se preparan para ayudar a Odín en el Ragnarök, la batalla del fin del mundo. No puedo continuar sin incluir el tema de Bethesda para su particular Valhalla.

votar

11/6/2013

Trailer oficial del Hobbit: La Desolación de Smaug

Aquí os dejo en HD el teaser trailer de la segunda parte de la trilogía, con algunas imágenes de Thranduil, Bardo, la Ciudad Lago y Smaug









votar

18/4/2013

Final y epílogo de Spartacus





Todos sabíamos que tenía un final, la historia es la historia y nadie puede cambiarla, a menos que quieras que una legión de fans te quemen por hereje. Pues bien el final de la gran serie Spartacus, Espartaco ha llegado y ya puedo decir que de una forma apoteósica.

Voy a hablar sin rodeos de detalles de la serie con Spoilers, si aún no la has visto deberías hacer dos cosas: verla y después leer esto, o si no tienes escrúpulos lee y después disfrútala.

Este blog le debe un artículo final  a Espartaco, no en vano gracias a él hemos tenido múltiples visitas y mi primer post sobre la serie es aún a día de hoy de los más visitados por aquí. Recuerdo cuando la vi por primera vez, los primeros minutos de Andy Whitfield encadenado bajo la arena del anfiteatro de Capua, no sabíamos por entonces que esta serie iba a convertirse en una de las más populares entre el público. La trama estaba clara retratar con muchas licencias históricas la rebelión del esclavo tracio Espartaco con la república de Roma.

Así, en la primera temporada conocimos a los grandes personajes, a cada cual mejor Batiato, Lucrecia, Glabro y mi favorita Ilithyia, por no olvidar al gran galo invicto Crixo. 

Espartaco, así fue como lo nombró Batiato al llegar a su Ludus de gladiadores, pero como él siempre repetía, ese no era su nombre...
Reconozcámoslo la serie empezó flojita, el abuso del croma y de la sangre falsa en cámara lenta la hacía exageradamente parecida a la película 300 su inspiradora, sin embargo esos detalles se corrigieron y disminuyeron hasta casi desaparecer. Las intrigas internas crecían con el fondo de la arena de Capua siempre rugiendo. Mantuvo la tónica característica de violencia y sexo, sangre y arena, ¡Qué se puede esperar en una serie de gladiadores!

Andy enfermó, le dieron tiempo para recuperarse creando la precuela Dioses de la Arena, donde conocimos a Gannicus y profundizamos en el personaje de Enomao futuro Doctore del Ludus, unos pocos capítulos que sirvieron de una breve parada para continuar, sin embargo Andy no lo consiguió y nos dejó a todos sobrecogidos, un chico tan joven.....

Llegaría entonces el turno de Liam McIntyre, un nuevo actor australiano. Su comienzo no fue fácil, no se lo pusimos fácil más bien. Comparaciones inevitables, Liam estaba francamente menos musculado, detalles, es más joven, más alto aunque su voz es más potente. Recibió críticas atroces en su temporada Espartaco Venganza., donde se enfrentaba al pretor e inepto Glabro venciéndolo en las faldas del Vesubio.Por entonces ya habíamos notado una progresión abismal en la serie, efectos, música y fotografía, la violencia nunca disminuyó ni el sexo (mucho menos de lo que parece e incluso en muchos capítulos inexistente).

Los creadores de la serie decidieron terminarla en su apogeo, por entonces a todos nos pareció una decisión un tanto errónea y prematura, pero ahora puedo decir que acertaron. Una temporada más habria sido alargar demasiado la historia y la desaparición de Andy tuvo un peso decisivo, la serie estaba marcada.

Llegaría la temporada última y final, War of the Damned, la guerra de los condenados. Conoceríamos a Craso su principal antagonista y a César. Los rebeldes sabían que estaba perdidos pero su deseo de libertad era mayor contra la Roma opresora. Una temporada mucho más dinámica que las anteriores hasta llegar al cap. final Victoria. Curioso título, victoria para Roma o para Espartaco que moría como hombre libre?
La gran batalla de esclavos rebeldes contra las legiones romanas, épico, ese es el adjetivo. Los creadores decidieron terminar la historia por todo lo alto y así fue, muertes honorables y muy lloradas, especialmente la de Espartaco, como hombre libre. Y he de decir aquí y ahora que Liam McIntyre lo ha dado todo en este final, creédme eso en la pantalla se nota. Lo han hecho bien, en una historia de cargada de violencia brutal es increíble que hayan conseguido un final nos ha tocado el corazón y a más de uno le ha hecho derramar alguna lágrima. 

Los créditos finales con el paso de todos los actores de la serie mientras sonaba la canción A free man me pareció sublime pero si al final del todo te ponen a Andy Whitfield gritando I am Spartacus se te pone la piel de gallina.

Una gran serie, grandes actores y una gran historia con un final inolvidable (no todas pueden decir lo mismo). Tengo la seguridad de que esta serie se revalorizará con el tiempo y acabará siendo una de las míticas que todos recordaremos, elevó la categoría de las series "históricas" a nivel casi de pequeñas películas, no en vano cada cap. duraba una hora y se te hacía corto. Notaremos un vacío y eso es bueno..




Sólo me queda decir, Gratitud.

No derraméis lágrimas pues no hay mayor honor que dejar este mundo como un hombre libre - Espartaco

votar
Related Posts with Thumbnails