13 ago. 2009

Tricksters [I] Mitología China.

Los tricksters son deidades “cachondas”, dioses, diosas y espíritus, generalmente bestias antropomórficas que hace trucos con los que de una u otra manera, desobedecen reglas de otros dioses, naturales o normas de comportamiento, de forma picaresca (no hay q confundirlos con los picaros de la tradición europea) y embaucadora, presentes en las distintas mitologías, folclore y religiones.
Se ha sugerido que el término Trickster (tramposo, embaucador, truhán) fue usado por primera vez en este contexto en 1885 por Daniel G. Brinnton (1837-1899) Arqueólogo y Etnólogo.

La lista es muy extensa, haré una selección y los dividiré según la mitología a la que pertenezcan.

MITOLOGIA CHINA

Sun Wukong (孫悟空) El rey mono.

El trickster por antonomasia para mi.
El Rey Mono, es el personaje ficticio más famoso y amado de toda la literatura china. Mago, sacerdote, juez, sabio y guerrero en la forma de un mono, es el travieso protagonista de Viaje al Oeste (Que os recomiendo encarecidamente que leáis, podéis descargarlo AQUÍ ), considerada una de las cuatro novelas clásicas de la literatura china, y basada en la historia real de un monje famoso, Xuan Zang de la dinastía Tang .





En este personaje se basó Akira Toriyama para crear al archiconocido Son Goku y algunos elementos como el bastón que cambia de tamaño y la nube kington.

La novela narra su existencia desde su nacimiento, y se centra particularmente en su viaje como acompañante del monje Xuanzang, también conocido como Sanzang o Tangseng, para recuperar los sutras budistas de la India. Algunos eruditos creen que está basado en la leyenda de Hánuman, el héroe mono hindú del libro épico Ramayana.


Entre sus habilidades destaca la fuerza, tiene la facultad de levantar su Ruyi Jingu Bang de 13.500 jīn (8,100 kg)). Desplazarse a gran velocidad, atravesando 108,000 li (54000 kilómetros) de un solo salto. Conoce 72 transformaciones, lo que le permite transmutarse en distintos animales y objetos (Sin embargo, se le muestra teniendo leves problemas al transformarse en personas, ya que no logra completar la transformación de su cola). Es un virtuoso luchador, capaz de darles la batalla a los mejores generales del Cielo. Cada uno de sus vellos posee propiedades mágicas, de manera que puede transformarlos en sus clones, en armas, animales u otros objetos. También conoce varios hechizos para dirigir el viento, separar el agua, conjurar círculos protectores contra demonios, congelar hombres, demonios y deidades, por nombrar algunos.


A diferencia de la mayoría de los dioses, Sun Wukong ganó su inmortalidad combatiendo por Cielo y Tierra, y tocándoles sus divinas bolas a algunos de ellos.



No puedo resistirme a hacer un resumen para que los que estéis interesados vayáis abriendo boca.


Según la leyenda, el Rey Mono nació de una roca mítica. Tras saltar de una cascada en la Montaña de las Flores y las Frutas, fue proclamado Rey de los Monos por otros monos debido a su hazaña. No obstante, pronto se dio cuenta de que un día le llegaría la muerte y comenzó a buscar la inmortalidad. Para ello viajó en balsa a nuevas tierras y acabó siendo un discípulo de Subhuti, dominando pronto los infinitos poderes de la transformación y logrando la capacidad de trascender la forma y la existencia de 72 formas diferentes.

El Rey Mono descubrió entonces una vara mágica llamada "Ru Yi Bang", que originalmente era un tesoro del Rey Dragón usado para mantener el equilibrio de las mareas en su palacio del mar. La vara se extendía desde el fondo del mar hasta los cielos y pesaba unos 7000 kilos. El Rey Mono redujo su tamaño al de una aguja y se la llevó, causando un cataclismo en el mar. Wukong también derrotó en batalla a los dragones de los cuatro mares y los obligó a entregarle sus mejores armaduras mágicas: una cota de mallas dorada, una capa hecha con plumas de fénix, y unas botas especiales para caminar por las nubes. Sun Wukong entonces desafió a las deidades del Infierno en su intento de llevarse su alma. En lugar de reencarnarse como los demás seres vivos, él no solamente tachó su nombre del “Libro de la Vida y la Muerte”, sino que también raspó los nombres de todos los monos. Los Reyes Dragón y los Reyes del Infierno decidieron reportarlo ante el Emperador de Jade.

En un intento por domar al Rey Mono, el gran Emperador de Jade, la única autoridad sobre el cielo, el mar, la tierra y el mundo subterráneo, le invitó a su reino celestial con la oferta de un título, pero le engañó para tenerlo controlado. El Rey Mono se tragó los "Melocotones de la Inmortalidad" de la Emperatriz, y el "Elixir de la Longevidad" del maestro Lao Tzu, lo que le hacía prácticamente indestructible. El Rey Mono consiguió derrotar a los 100.000 guerreros que el Emperador mandó para detenerle.

Al final, el Rey Mono fue capturado por una fuerza conjunta de numerosos guerreros celestiales y sentenciado a la pena capital. Al no poder la espada contra él, fue arrojado a una fragua sagrada donde se quemó durante 49 días. Tras ese tiempo, la propia fragua explotó y de ella emergió el Rey Mono, más lleno de furia que nunca.

Habiendo agotado todos sus recursos, el Emperador fue en busca del propio Buda, quien retó al Rey Mono a que no sería capaz de saltar de la palma de su mano. Si el Rey Mono perdía la apuesta sería exiliado a la tierra de los mortales. El Rey Mono aceptó la apuesta pidiendo el título de Emperador si ganaba. Con sus grandes habilidades, dio el mayor salto que pudo. Tras su salto vio cinco enormes pilares y pensando que había llegado al final de los cielos escribió orinando en uno de ellos "El Gran Sabio, estuvo aquí.”

Cuando volvió a ver a Buda, el Rey Mono quedó sorprendido de ver su “escritura” en uno de los dedos de Buda. No había logrado saltar más allá de la palma de la mano de Buda y había, por tanto, perdido la apuesta. Al intentar escapar, Buda transformo sus dedos en la Montaña de los Cinco Picos donde encerró al Rey Mono durante los siguientes 500 años. Eventualmente, el Rey Mono tuvo una oportunidad de redención cuando el Buda le envió a una misión para proteger a Xuan Zang a su viaje a la India. Así es como comienza la épica "Viaje al Oeste".



Nezha () El niño terrible.

Una de las más distinguidas deidades del Taoismo chino, se le representa como un niño/a con ruedas de fuego bajo los pies, una lanza en sus manos y un aro dorado “cosmic ring” rodeando su espalda.
El origen de Nezha fue violento, su madre estuvo embarazada de él durante tres años y medio hasta que la final dió a luz a una bola de carne. Cuando vió a su hijo, el padre de Nezha, un comandante militar llamado Li Jing montó en cólera y hendió su espada en el amasijo de carne y este saltó convirtiéndose en un niño de 10 años. Más tarde Nezha mataría al hijo del Rey dragon del mar del Este A Guang, y este como venganza, secuestró a sus padres; para salvarlos, Nezha se suicidó pero fue resucitado por un maestro taoísta que reconstruyo su cuerpo con flores de loto.

                          Detalle de Nezha vence al Rey Dragón, Zhang Ding 1979, Aeropuerto internacional de Beijing.

Nezha aparece frecuentemente en la mitología china y en la literatura antigua, como la Fengsheng Yanyi (La investidura de los dioses) una de las mayores novelas chinas escrita durante la dinastía Ming, a pesar de ello su figura es más recordada por el cuento infantil “Nezha conquistando el mar”.
Aparece también en la obra citada anteriormente “Viaje al Oeste” como general bajo las ordenes de su padre Li Jing entablando combate contra Sun Wukong cuando este ultimo se rebela contra el Emperador de Jade.






Próxima parte: Los Trikster (II) Mitología Japonesa.
votar

0 COMENTARIOS:

Publicar un comentario

Tu opinión nos importa.

Related Posts with Thumbnails