19 jul. 2010

El Gran Hotel Darío



Este hotel de 5 estrellas de gran lujo está situado en la isla de Kish en el Golfo Pérsico, a primeras podría ser uno de tantos hoteles lujosos que abundan en Oriente Medio pero este tiene la particularidad de recrear con su arquitectura el estilo y el poder de la antigua ciudad de Persépolis.  Como muesta sólo hay que observar la entrada, copia casi exacta de la famosa Puerta de las Naciones.

En la entrada de su página web podéis hacer una visita virtual a los diversos espacios del Hotel donde se pueden contemplar en todo momento los elementos característicos de la arquitectura persa: los relieves de los dignatarios, los grifos, los toros y leones alados. El restaurante se denomina Apadana como la famosa sala de audiencias de la antigua ciudad persa.

El pueblo indoeuropeo de los persas había vivido sometido bajo el poder de los asirios primero y posteriormente de los medos hasta que llegó su momento de la mano de Ciro II, sin embargo sería bajo el mandato de Darío I que gobernó entre el 522 y el 486 a.C. cuando el imperio persa alcanzaría su máxima extensión desde el Indo a los Balcanes y desde Samarcanda hasta el Nilo, así como vería reforzada su importante organización administrativa. Sería él quien dividió el territorio en las famosas satrapías gobernadas por nobles y ayudados por generales para mantener el control bajo la vigilancia constante de los inspectores reales llamados los ojos del rey.

Aunque Darío accediera al poder por un complot político dentro de la corte terminaría afianzando su poder de tal manera que proclamaría en la inscripción de Behistún "Yo soy Darío, el gran rey, el rey de reyes, el rey de los ersas, el rey de los pueblos, el hijo de Vistaspa, el nieto de Arsames, el Aqueménida..Gracias a Ahura Mazda yo soy rey, Ahura Mazda me ha concedido el reino"
votar

0 COMENTARIOS:

Publicar un comentario

Tu opinión nos importa.

Related Posts with Thumbnails