8 oct. 2010

El Palacio de bellas artes de Naboo


Cuando me encontré con semejante edificio con esa cúpula, su estructura y rodeado de vegetación no pude evitar abstraerme y pensar de nuevo en la arquitectura del planeta Naboo de la saga de SW. No es la primera vez que hablo aquí de la inspiración que llevó a George Lucas a construir el universo de ese lugar, le he dedicado ya varios artículos tanto a localizaciones como a la reina Amidala, lo cual me lleva a informaros que he decidido agrupar todos esos post en un ciclo bajo el nombre de StarWars. Inspiración y estilo que podréis encontrar en la pestaña ciclos del menú. Si bien he mantenido los títulos originales publicados para no liar a la gente. Volviendo al tema, he de decir que este lugar ni ha sido nombrado por su director ni ha aparecido como referencia en las películas, sin embargo quien me negaría que viendo estas imágenes no podamos estar en uno de los rincones de Theed, la capital del planeta de Amidala. Pues bien, el edificio en sí es el Palacio de Bellas Artes de la ciudad de San Francisco, situado en el distrito de la Marina muy cerca del Golden Gate y ahí donde le veis tiene una historia detrás bastante interesante que os resumiré a continuación.  

La tarea de crear un Palacio de Bellas Artes para la exposición internacional Pacifico-Panameña de 1915 recayó en el arquitecto Bernard R.Maybeck que por entonces contaba con 50 años y era conocido por sus ideas innovadoras. Escogió para la ocasión como tema una especie de ruina romana, mutilada y sobredimensionada.

Acogiendo dicha exposición, que se inauguró el 20 de Febrero, San Francisco buscaba homenajear el descubrimiento del Océano Pacífico y la terminación del Canal de Panamá, además celebraba su propia resurrección tras el terremoto y el fuego de 1906 que dejó a la ciudad prácticamente destrozada.



Los problemas para escoger el sitio exacto en la ciudad  habían sido superados finalmente y el trabajo ya llevaba un buen ritmo. El último de los edificios en levantarse, en la laguna y cerca a un grupo de cipreses de Monterrey fue el mencionado Palacio de Bellas Artes, con su salón de exposiciones para alojar la obra de artistas, en su mayoría los Impresionistas, su columnata y su rotonda en un bonito efecto óptico buscado ya que su forma se reflejaba en el agua al igual que en el cielo. Cuando el palacio fue terminado, en un estilo romano aunque libremente interpretado según una visión romántica y decoración griega, su gran armonía y estilismo fue rápidamente un reclamo para el público.

El salón propiamente dicho cubría un terreno de tres acres y era soportado por vigas inusualmente fuertes para la época. La columnata corintia constaba de un armazón de madera y recubierta con yeso y fibra. De la misma forma era la rotonda romana, el material envolvente era el ideal para un edificio de estas características ya que según los tratamientos que recibieran podría parecer piedra o mármol. 


Muchos de los elementos decorativos fueron diseñados por un joven arquitecto de la misma oficina de Maybeck, Willian Merchenat. Bajo la cúpula de la rotonda se encontraban ocho paneles con bajorrelieves elaborados por Bruno L.Zimm, simbolizando la cultura griega. Las tristes figuras rodeando los huecos en la columnata fueron obra del escultor Ulric Ellerhusen. Algunos dicen que su intención era la de expresar contemplación, otros la melacolía de la vida sin el arte.  Estas chicas "lacrimógenas" se diseñaron  para ser posteriormente envueltas por una especie de enredadera, sin embargo por falta de fondos, las macetas en lo alto de las columnas nunca fueron plantadas así como las secuoyas que rodearían al palacio dándole una atmósfera aún más romántica si cabía.

Para cuando tuvo lugar la clausura de la exposición el 4 de Diciembre del mismo año, ya existía un movimiento para la preservación del palacio, se recogieron firmas y dinero, así que por un tiempo el edificio siguió acogiendo exhibiciones continuas de arte. Sin embargo en 1934 fueron instaladas una serie de pistas de tenis en el complejo, que sin la atención necesaria y por culpa del vandalismo se fue degradando a una verdadera ruina. Entonces la cosa empeoró cuando durante la Segunda Guerra Mundial fue requisado por el ejército para almacén de camiones y de jeeps.

Dos años después del final de la guerra, el palacio fue devuelto de nuevo a la ciudad, pero por entonces su estado era tal de ruina que se convirtió en un espacio inseguro para darle uso público. Fue entonces cuando comenzó un esfuerzo por preservarlo tal como estaba, se le preguntó al propio Maybeck su opinión, a lo que respondió 

"Creo que el edificio principal debe ser derribado, y las secuoyas inicialmente planificadas, plantadas completamente alrededor de la rotonda. Así mientras crecen, las columnas irían desmoronándose lentamente a la misma velocidad, Entonces me gustaría diseñar un altar con una joven orando, para instalarlo en ese bosquecillo, Me gustaría que mi Palacio se fuera apagando tras esos enormes árboles y se convirtiera en su propio cementerio."


Finalmente entre 1957 y 1959, los fondos necesarios pudieron ser recogidos y el trabajo de demolición y posterior reconstrucción esta vez en un hormigón hiperligero comenzaron en 1964 por un coste de diez veces de su coste original. Sin embargo aunque terminado, el Palacio estaba sin un uso concreto y peor aún sin proyectos claros de contenidos. 

En 1965, el profesor de física de la Universidad de Colorado, Frank Oppenheimer estaba en Europa donde visitaba varios museos de ciencia. El año siguiente fue invitado a una conferencia en Vermontprincipalmente a participar de los fenómenos naturales, en definitiva un Exploratorium. Realizó entonces varios viajes a San Francisco para discutir un museo de ese tipo en la ciudad, propuestas que fueron bien recibidas, de tal manera que en Julio de 1968 su idea comenzó a fraguarse seriamente. Al año siguiente el Palacio ya acogía pequeñas exposiciones temporales que serían la semilla del actual complejo que aún se mantiene.

En la pasada década, el Exploratorium ha conseguido aumentar enormemente su papel en la educación y exposiciones para el público, convirtiéndose en un núcleo para la interacción entre la ciencia y el público. Para continuar con este éxito, se han creado otros tres centros junto al museo  el Centro de exposiciones públicas, que se ocupa en el desarrollo continuo de exposiciones del Exploratorium y otros programas; el Centro de aprendizaje y enseñanza encargado de los programas educaciones; y el Centro de colaboración del museo que se encarga de la tarea de relacionar sus contenidos con otras instituciones dentro y fuera del país.

Para saber más os dejo la pagina web del Exploratorium www.exploratorium.edu/
votar

3 comentarios:

  1. Muy completa la información como de costumbre, no he podido evitar reflotar al face, el primero del ciclo de stawars, un articulo perfecto. Gracias.

    ResponderEliminar
  2. Jo, has enlazado mi primer post del blog y el más cutre jaja, tenía pensado reeditarlo para ponerlo más curiosín...

    Ahora ya no tengo excusa!

    ResponderEliminar
  3. Precioso edificio y muy buena información :)

    ResponderEliminar

Tu opinión nos importa.

Related Posts with Thumbnails