17 ago. 2009

La Biblioteca de Alejandría.No digas que fue un sueño




He titulado este post intencionadamente haciéndole un homenaje a una de las obras del gran Terenci Moix "No digas que fue un sueño" el escritor que tenía alma egipcia cuyas cenizas fueron a parar a la bahía alejandrina y sus obras donadas de manera póstuma según había deseado el autor a la Biblioteca de la ciudad.




Ese título me servirá de hilo conductor para este artículo centrado en la Biblioteca de Alejandría, la cual sabemos que existió y que ha vuelto a existir pero...realmente ha vuelto a funcionar? está la luz del conocimiento de nuevo en Alejandría? yo diría que no...

Hagamos un poco de historia, Alejandría debe su nombre a Alejandro Magno el conquistador que en su periplo por Egipto tuvo una visión homérica cerca del poblacho de Racotis enfrente de la isla de Pharos en el delta del Nilo. Decidió construir una ciudad griega que sería cuna del saber, cultura y como pretendía el conquistador símbolo de integración de culturas. A su muerte 10 años después la ciudad ya florecía y fue bajo el reinado de la dinastía fundada por uno de sus generales , cuando alcanzaría todo su esplendor.



La Biblioteca comenzó a funcionar bajo el reinado de Ptolomeo I aunque quizás pudiera ser más bien bajo el de su hijo Ptolomeo II Filadelfo . Formaba parte del complejo palaciego situado en el barrio del Bruchion, unido al Museo propiamente dicho junto con otros lugares como jardines botánicos. Debemos hacer hincapié en que los Ptolomeos no eran reyes egipcios sino griegos y el honrar a las Musas del saber era una de sus prioridades, de ahí la palabra Museo.



Hay una frase muy evidente que muestra la realidad del país que gobernaban "Está Alejandría y luego Egipto". Por tanto la ciudad nunca se consideró egipcia, población que sus reyes consideraban inferiores frente a la raza griega, en realidad se hablaba no ya de ciudadanos griegos sino de alejandrinos y su biblioteca no iba a ser menos, la mayoría de los documentos que atesoraba estaban en griego y no en otros idiomas.





La biblioteca prosperó adquiriendo obras de todo tipo, literarias, tragedias, ciencia, música, medicina. ésta última sabemos que alcanzó altos niveles gracias a las técnicas de anatomía que decían tener lugar con condenados a muerte. Algunas veces las artes para obtener los fondos no eran del todo claras, ya que a los barcos que atracaban en el puerto se les exigía dejar en la biblioteca sus pergaminos para ser copiados, quedándose la institución con el original claro. Decían que tenía capacidad para 700.000 volúmenes, pero teniendo en cuenta de que podría haber varias copias de cada uno posiblemente el número seria bastante inferior aunque nada desdeñable a los ojos de aquella época. La biblioteca sería ampliada posteriormente para albergar los nuevos fondos en los anexos del templo del Serapeion.




Pero como no todo dura eternamente, la dinastía Ptolemaica fue a menos debido a las guerras exteriores, sus intrigas y disputas internas, con ella declinaría su Biblioteca pero a un ritmo mucho menor, ya que durante la conquista romana en el 30.ac y siglos posteriores tendría importantes aportaciones por parte de los emperadores filogriegos como pejemplo Adriano. No obstante el tiempo jugó en su contra y comenzó su decadencia, no está claro que el famoso incendio tuviera lugar en los tiempos de Julio Cesar cuando quemó las naves en el puerto en la guerra contra los alejandrinos en la crisis del trono, sea como fuere con el advenimiento del cristianismo en Bizancio y posteriormente del Islam, los fondos de la biblioteca se fueron extinguiendo poco a poco , incluso se dice que con los siglos acabaron siendo combustibles para las calderas de los baños de Alejandría, triste final para tanto saber acumulado, dicen poéticamente o quizás no tanto que la humanidad retrocedió 1000 años de lo que se perdió entonces.









Del edificio en sí de la biblioteca no ha quedado apenas nada a la vista, se piensa que el teatro pudiera haber sido más bien una zona de conferencias de la biblioteca, aunque seguramente la mayor parte de lo que quede estará bajo el mar en su bahía ya que según los últimos hallazgos de la mano en su mayoría por Frank Goddio es bajo las aguas donde se conserva el legado más importante de esta ciudad.











Tendrían que pasar 1600 años para que volviera a ver la luz aquel espíritu comopolita del saber


LA NUEVA BIBLIOTECA DE ALEJANDRÍA.



Ya en la década de los 70 había surgido la idea en varias asociaciones culturales de reflotar la institución de la Biblioteca, sin embargo no sería hasta los 80 cuando se tomaría seriamente la idea, uniendo apoyos de varios países occidentales, árabes y la UNESCO. El Objetivo era claro, recrear aquella gran biblioteca en la ciudad que la había visto nacer, ultramoderna y paradigma para acumular el saber mundial en el siglo XXI.

El proyecto fue adjudicado a Snohetta.AS una firma noruega. La sobras comenzaron en 1995 y fue oficialmente inaugurada en el 2002. Se localiza junto al paseo marítimo de la ciudad , la Corniche.





Su estructura es sencilla, un cilindro truncado de materiales tales como granito de Assuan, de donde los faraones traian las piedras para sus monumentos, acero y cristal. Su diseño esta lleno de guiños al antiguo egipto. Su exterior en medialuna de bajorelieves de lenguas de distintas partes del mundo 120 en total .



Sus niveles que se articulan en cascadas suman un número de 11 siendo 4 de ellos subterraneos. Dentro se puede encontrar inspirada en la sala Hipóstila de Karnak una gran sala de lectura con columnas esta vez de hormigón y de madera.





La iluminación ha sido muy importante ya que su cubierta recibe y tamiza la luz necesaria para un centro de este tipo. Así mismo vista desde arriba , su forma circular flotando en el lago de alrededor recuerda al dios egipcio Ra.





Fuera del complejo está una estatua de Ptolomeo II y un busto de Alejandro Magno.





Los datos impresionan:

Dimensiones: superficie de 36.770 metros cuadrados con una altura de 33 metros
Capacidad : para 8 millones de volúmenes
Sala de lectura hipóstila : 2000 personas
Centro de conferencias :3200 personas
Cinco institutos de investigación.
Museos : son 3, Ciencia, Caligrafía y Manuscritos.
Una biblioteca especial para invidentes
Un centro de internet
Una biblioteca para gente joven
El planetario








Al abrirse ya disponía de 240.000 libros, 50.000 mapas, 100.000 manuscritos, 10.000 incunables, 200.0000 cds.

Pero no son todo luces en este proyecto, yo me pregunto, realmente hay un acceso virtual a los fondos de esa librería? y si lo hay por qué no es popular? si se supone que es el punto de referencia para cuestiones de información, por qué su pagina web sólo tiene como idiomas el árabe y el inglés cuando otras páginas incluyen al menos 3 o 4 idiomas más. Es Egipto un país con una economía potente como para mantener esa institución? Se estima que al ritmo que lleva la biblioteca tardará muchos muchos años en poder completar toda su capacidad y es que hasta ahora se ha nutrido básicamente de donaciones de "buena voluntad", muchos egipcios han criticado así mismo que se sufragara gran parte del gasto de construcción con su hacienda, habiendo como según parece problemas sociales más importantes que solucionar en un país con una tasa de alfabetización del 83% en hombre y del 59% en mujeres.... Da que pensar no?






He encontrado este video en Google

Página web de la Biblioteca Alejandrina






LA BIBLIOTECA DIGITAL MUNDIAL

Un poco de esperanza, la Biblioteca del Congreso Americano ayudado por la Biblioteca de Alejandría ha conseguido desarrollar este proyecto de la mano de la UNESCO. Una biblioteca cinernáuta donde consultar documentos históricos de los países del mundo.Las donaciones están llevándose poco a poco por parte de numerosos países y de instituciones.

Los documentos originales, en más de 40 idiomas, se presentan clasificados según región del mundo, periodo histórico, temática o tipo de soporte (manuscrito, libro, revista, grabado, carta, vídeo, grabación sonora o fotografía).

Por el momento, la BDM se ofrece en siete lenguas, las seis lenguas oficiales de la UNESCO (inglés, francés, español, árabe, chino y ruso) más el portugués, aunque sus promotores han expresado su voluntad de ampliar la oferta lingüística a medida que avance el proyecto.


Entre los 1.250 documentos de la BDM se encuentran verdaderas joyas del patrimonio mundial, como la "Biblia del Diablo", manuscrito del siglo XIII.

Le dedicamos ya en su momento un artículo
en este blog



Página web de la Biblioteca Digital Mundial


votar

0 COMENTARIOS:

Publicar un comentario

Tu opinión nos importa.

Related Posts with Thumbnails