16 ago. 2010

Palio di Siena


El Palio di Siena es un acontecimiento único a escala mundial, una competición entre las contradas (barrios o sectores) de Siena en forma de carrera hípica de origen medieval que se desarrolla dos veces al año: El 2 de julio se corre el Palio di Provenzano y, hoy, 16 de agosto el Palio dell'Assunta.

La competición se desarrolla en la plaza central de Siena, Piazza del Campo, y participan sólo diez contradas entre los diecisiete totales, elegidas a suerte y según un turno que va de julio en julio y de agosto en agosto.
El Palio es ganado por el caballo, con o sin jinete, que montan sin silla ni fusta y disponen unicamente de unas asas a las que agarrarse, después de tres vueltas a la plaza en el sentido horario y siempre y cuando este lleve en la frente la spennacchiera (escarapela) con los colores del barrio para el cual está corriendo.
La rivalidad que genera el palio entre los distritos es centenaria y muy anecdótica, como el caso en que los componentes de una misma familia  de distritos diferentes se separan y no se dirigen la palabra en el periodo de 5 días previos hasta el evento, por ser de diferentes equipos.


Algo muy común en estas carreras son los chantajes. Nunca se puede cambiar de caballo, pero los diferentes distritos días antes de la carrera se pueden chantajear. Por ejemplo, dar dinero o algo a cambio de que el distrito tal deje ganar al otro, o que cambien de jinete. Incluso antes de la carrera los jinetes se hacen chantajes entre sí, y hasta que no han acabado no se puede dar el pistoletazo de salida. Solo en el momento en el que todo el mundo "halla hecho negocios" se podrá empezar la carrera. También entre los habitantes es muy común hacer apuestas y hay incluso alguno que apuesta toda su dote.

El azar también influye en este evento, puesto que tanto los caballos como las posiciones de salida se otorgan arbitrariamente a las contradas 3 días antes de la carrera.

Dado que el caballo es la parte más importante de la carrera, cada distrito cuenta con establos, veterinarios propios y cuidados especiales antes de la carrera, e incluso un vigilante las 24 horas del día para prevenir robos.


La Plaza del Campo, durante el desarrollo del palio, llega a contener hasta 70.000 espectadores, vale decir que esta cantidad equivale a un 130% de la población senense.

En las ciudades italianas de los siglos XII y XIII era usual organizar carreras de caballos, sea como espectáculo público, sea como competición entre las diversas caballerizas de sus ciudadanos. A este origen se conjugan idealmente las diversas evocaciones históricas que todavía se desarrollan en Italia. Pero este tipo de Palio no es el progenitor directo de la competición sienesa actual.
Paralelamente a los palios de los nobles, los ciudadanos de Siena comenzaron a organizar, más o menos espontáneamente, diferentes tipos de competiciones. Se recuerdan, a partir del Siglo XV, Palios regionales, carreras de búfalos, corridas de toros, una especie de boxeo, Juego de la Elmora, Juegos de San Giorgio, carreras de burros, juegos de pelota. Muchas de estas competiciones eran precedidas por cortejos, representaciones alegóricas o carros triunfales con temas mitológicos griegos.

Noticias de palios han atravesado todo el Siglo XV y XVI, pero en algunos casos es difícil entender si las crónicas se referían a palios de nobles (Palio alla lunga) o a palios alla tonda.

La organización de base regional de la fiesta y de las comunidades tiene su origen, probablemente, en el tipo de organización territorial de las compañías militares que caracterizaba el ejército sienés medieval. Cuando no había guerra, esta organización se volcaba en la competición en los juegos ya citados.

La carrera del Palio toma su nombre, y no sólo en Siena, del premio: el Palio, del latín pallium (mantel de lana), era un tipo de tela muy apreciado, que se usaba en distintos ámbitos. En Siena, en general, era destinado a la iglesia de la contrada ganadora. Podía ser utilizado como adorno para la misma iglesia, o para otros usos análogos. Un pallium quincuacentenario parece haber decorado hasta no hace muchos años el altar de la iglesia de San Giuseppe, de la contrada Capitana dell'Onda

Esto se debía a que las contradas se apoyaban para su unión en las parroquias o en las compañías laicas que sostenían y soportaban las órdenes religiosas. Por lo que era común, en caso de victoria, que el premio fuera regalado a la iglesia regional.

Otra posibilidad era la restitución del premio a la comunidad cívica en cambio de su valor en dinero. En este caso el importe podía ser usado, por ejemplo, para hacer de dote para las jóvenes con menos recursos de la contrada o para otros asuntos de utilidad común.
Entre los variados espectáculos y competiciones, en el Siglo XVI, se va lentamente afirmando el Palio alla tonda, ese que conocemos hoy día. Esto se acentúa después de 1555, año en que se termina la guerra de Siena y la ciudad, destruida, se cierra en sí misma ahogando el peso de la pérdida de la libertad en los juegos y en las celebraciones en su interior.

El elemento desencadenante del Palio moderno se encuentra probablemente en un episodio ocurrido durante la ocupación florentina y española de la ciudad. Hacia el fin del siglo XVI una famosa Piedad conservada en un tabernáculo en la región donde había habitado Provenzano Salvani, que se decía haber sido puesta en su lugar por Santa Catalina tres siglos antes, fue ultrajada por un soldado español. Quizás debido al alcohol, disparó a la estatua, muriendo a causa de la explosión de su propio arcabuz. Era el 2 de julio y, para conmemorar el milagro hecho por la Virgen protectora de Siena en contra los ocupantes, los ciudadanos comenzaron año tras año a celebrar con siempre mayor pompa el aniversario.

Entre las varias celebraciones, fue natural incluir una carrera del Palio. En el 1611 fue también construida la Basilica di Provenzano que custodia aún hoy aquello que queda de la imagen sacra ultrajada, la Madonna di Provenzano.

Esta carrera difería de las otras organizadas espontáneamente en otras ocasiones ya que participaban las contradas (por ende el pueblo) y no los nobles y se corría en Piazza del Campo alla tonda y no por las calles de la ciudad alla lunga (organizado por la nobleza) o en una región específica.



Más Información:

Wikipedia: Palio de Siena
Noticias: El barrio de "La Tortuga" venció hoy el Palio de Siena. 16- 08 -2010

LAS CONTRADAS

Terzo di Camollia

Bruco - Fabricantes de seda
Drago - Banqueros
Giraffa - Pintores
Istrice - Herreros
Lupa - Panaderos
Oca - Tintoreros


Terzo di S.Martino

Civetta - Zapateros
Leocorno - Orfebres
Montone - Ligrittieri
Nichio - Alfareros
Torre - Trabajadores de la lana

Terzo di Citta

Aquila - Notarios
Chiocciola - Trabajadores del cuero
Onda - Ebanistas
Pantera - Farmacéuticos
Selva - Tejedores
Tartuca - Escultores de Piedra








  
GALERÍA


votar

1 comentario:

  1. Me pareció un post muy completo y bien documentado. Hace poco visité Siena (incluso escribí un post que centré en los mosaicos del pavimento de la Catedral) y claro está pasé por esta plaza, un lugar que ahora me habéis mostrado en el momento en que se producía esa tradicional carrera.
    Muchas gracias por ello.
    N.

    ResponderEliminar

Tu opinión nos importa.

Related Posts with Thumbnails