4 dic. 2009

La truculenta historia tras el ladron de posts.


Cuando comenzamos con el blog, jamás pensamos que una simple anécdota vivida por muchos, como que te copien un post, acabaría haciéndome sentir dentro de una novela negra, siguiendo virtualmente la pista a un prófugo de la justicia.

Antes de entrar al tema, quiero dejar claro que aquí ni se acusa ni se defiende a nadie. Tan solo es una narración sobre cómo se fue enturbiando la investigación, que se ha ido escribiendo a medida que se sucedían los hechos, con apreciaciones personales y de la que se pueden extraer varias moralejas, reflexiones y las implicaciones de afirmar algo, solo porque aparece en internet, sin contrastarlo. Esa es la razón de este articulo que espero no quede desvirtuado por los acontecimientos que relata.

La cadena de caracteres de las citas se han modificado un mínimo, con intención de dificultar la identificación. Todo es real, con carencias pero sin aditivos. Quizá más adelante añadamos links a todo lo narrado.

CAPÍTULO I.

La historia comienza hace unos meses, cuando nos dimos cuenta que algunos de nuestros post estaban siendo copiados, íntegramente y sin mención, en el blog XXXXXXX. El blog no estaba especialmente trabajado y me sorprendió encontrar imágenes en la barra lateral aludiendo a la masonería. En un principio nos sentimos halagados por ser considerados dignos de copia por alguien, y sentimos curiosidad por ese alguien.

Lo que nos encontramos fue un perfil bastante sorprendente. El autor, al que a partir de ahora nos referiremos como “El Dr” exponía un impresionante “curriculum”


Dr. En Física Teórica (Reconocida universidad americana)

Doctorado en investigación matemática (Reconocida universidad europea)

Tutor (en un famoso colegio Inglés)

Miembro de:

Fundación Nobel, CERN, International Mathematical Union, Sociedad de Física Europea, APS … largo etc.

Personalmente me alegré, la física es uno de los temas que he querido tratar en A mí me da Miedo y que un Doctor en física teórica encontrara “interesante” este blog me animó a escribirle para solicitarle una entrevista y, por otro lado, sin ánimo de reproche, pedirle que nos enlazara o al menos nos mencionara.

Por si accedía a dicha entrevista, busqué, muy por encima, información sobre él en internet, su “curriculum” se repetía en unos cuantos blogs y webs, algunos sobre arte (cosa que acentuó mi interés), una entrevista que no leí con atención ya que se centraba en un plano más personal y espiritual, admirándolo como persona, buen padre y amigo (aspecto que no me interesaba ya que me quería centrar en su faceta científica y de paso, artística) y varios artículos científicos… e incluso filosóficos (este hombre es una mina de conocimiento, pensé) disponibles todos en varios portales de educación.

También vi alguna cita sobre él en artículos de ingeniería genética y comentarios de alguien que planteaba una hipótesis, al parecer en una relación entre física cuántica y la mente, que alegaba ante sus detractores que científicos de renombre habían mostrado interés en su teoría y por nombrar a alguno, nombraba al Dr.

Impresionante, física, arte, filosofía, genética… pero algo en todo aquello no nos cuadraba, sin saber exactamente qué, pero lo dejamos correr; cuando se pusiera en contacto, podríamos indagar más de primera mano.

CAPÍTULO II

No hubo respuesta, pero en algunos de los siguientes posts copiados, empezó a añadir una sucinta pero errónea referencia. Observamos también que hacía lo mismo con innumerables blogs. llegando a copiar más de 500 artículos en un solo mes, decidimos dejar ahí el tema y no insistir, pese a que ambos nos escamaba algo que no supimos identificar, más allá de la forma de proceder con su blog.

Pasado un tiempo relativamente largo, vimos que se seguían copiando posts, pero esta vez con errores en los títulos, uno considerado “grave” por mi compañera nos hizo pensar en ponernos de nuevo en contacto con él, a través de alguna de sus otras cuentas de Hotmail o Facebook, para comentarle los errores y saber si el hecho de no responder en la ocasión anterior, se debía a que le hubiera pasado por alto el mail enviado a su cuenta de un dominio relacionado con la educación.

Tras enviarle el mail a través de Facebook, (completamente seguro de a quien me dirigía ya que el Dr era reconocible en la foto que aparecía en su perfil de FB) Recordé como el instinto nos dio un toque de atención al primer vistazo de su blog y como, por no querer ser desconfiados y paranoicos, habíamos aceptado todo lo visto como veraz.

Ya sea por la renacida curiosidad o por sospecha, repetí la búsqueda con intención de prestar más atención en lo referente a ese hombre.

La primera idea fue visitar aquella entrevista de carácter personal, pero en su búsqueda tope con una noticia reciente, tan escueta como alarmante y repulsiva, se acusaba a alguien con el mismo nombre de abusar de un menor y encontrarse en paradero desconocido.

Había pocas fuentes con la misma noticia, y me sorprendió el exceso de datos aportados (Barrio de residencia y colegio de la menor) todo excesivamente amarillistas.

Una obvia coincidencia de nombre, pensé. Intrigado, pude comprobar que tanto la edad como la ciudad de procedencia coincidían. Nada concluyente, e intenté conseguir sin resultado el DNI de alguno de ellos, con intención de saber si eran la misma persona.

La imaginación no siempre es buena consejera pero acepté contemplar la posibilidad que fueran la misma persona, simplemente como nota mental ya que no tenía pruebas y sí tenía en cambio dos puntos en contra; yo mismo conozco a dos personas de la misma edad compartiendo nombre, ciudad y hasta barrio; el segundo punto, el Dr siguió publicando con normalidad en su blog durante un par de días posteriores a la noticia de la supuesta fuga.

CAPÍTULO III

Me centré en el autor del blog, del que sí tenía una foto y su curriculum, dejando de lado lo que no podía verificar y que en un principio no tenía nada que ver con la investigación.

Encontré la entrevista; existía un post originario de presentación, había foto del entrevistado y su titulación, no había duda alguna, se trataba del Dr.

Éste hacía promoción de su blog, el cual la entrevistadora animaba a visitar para comprender la complejidad y sensibilidad del entrevistado. Me planteé cómo diferenciaban sus artículos de los copiados, cuando en la mayoría no hacían referencia a la fuente e inevitablemente pensé en los artículos que firmaba como científico en los portales de educación.

Leí atentamente la entrevista en cuyos comentarios la gente se deshacía en halagos hacia entrevistadora y entrevistado. Yo no vi tanta maravilla, solo repeticiones cansinas al Todo, excesivas referencias al Creador, a la causalidad, y al ser y no estar; cantinela que repetía hasta la saciedad en varios portales sobre arte en sus comentarios. Nada que ayudara a vislumbrar algo de sus conocimientos pese a algunas preguntas concretas, solo salidas por la tangente con una total falta de retórica y forzada espiritualidad y misticismo.

Pensé que quizá solo trataba de adecuarse a la personalidad del blog y una presunta incomodidad del entrevistado hacía que yo lo percibiera de tal forma.

Entonces dos preguntas llamaron poderosamente mi atención y, quizá sugestionado, me hicieron pensar en la escabrosa noticia.

Ambas hacían casual e inocentemente referencia a los Derechos Humanos.

Su respuesta, tan ambigua como las anteriores y siempre con aire místico, afirmaba que “los Derechos Humanos, al igual que las otras leyes, estaban escritas por el hombre, con más errores que aciertos” e instaba de forma retorcida a algo así como “no poner definiciones y no cuestionar a la naturaleza”.

Podía no significar nada o significarlo todo. Pero estaba volviendo a caer en relaciones indemostrables.

Retome la investigación enfocándome en sus artículos científicos, física, filosofía, genética, discursos sobre el universo… Bastó con poner unos cuantos párrafos al azar en Google para ver que la mayoría eran copias exactas de otros autores y en otros casos refritos de varios o simples alteraciones en el orden de los párrafos. Substituía sin ningún pudor los nombres para adjudicarse la autoría añadiendo también su email y dirección de su blog. Hacía con su papel de científico, lo mismo que con su blog.

Cabe decir aquí, que sobre las dos citaciones mencionadas al principio, las cuales habían contribuido a mi inicial admiración, eran erróneas, pude verificar que en un caso, las palabras que se le atribuían provenían en realidad de otro autor; en el otro caso, la muestra de interés en la hipótesis, era un copy-paste a su blog, que el copiado había asumido como aceptación y que seguramente no era más que otro texto copypasteado compulsivamente por aquel sujeto.

Todo apuntaba a que el Dr no era quien decía ser.

CAPÍTULO IV


Intenté encontrar alguna referencia sobre él entre las numerosas instituciones de las que decía ser miembro sin ningún resultado. Cansado e intrigado, volví a las líneas más personales, en su Facebook, contaba con tan solo 10 contactos, todas mujeres. En algunas de las webs de arte podían verse los comentarios que dejaba en los perfiles de algunas de ellas. Hasta los comentarios eran copy-paste de cantinelas repetidas en otros comentarios con años de diferencia, frases dándose importancia, los mismos recursos con citas sobre ciencia y espiritualidad preparados de antemano ya vistos en la entrevista; seguía un patrón sistemático, imagino que con intención de ligar o de reconocimiento intelectual.

Leído en un solo perfil, la secuencia de comentarios podía parecer la de alguien excéntrico, leído en varios, daba la impresión del recital memorizado de una persona, desde mi punto de vista, no muy cuerda. Pude llegar a un blog, donde su autora se desahogaba contando cómo este hombre utilizó una creación suya para su blog y sus comentarios flirteantes; y donde vi, que no era el único en haber notado las extrañezas que envolvían al Dr.

Cuanto más leía más evidente se me hacía estar ante el perfil de un mitómano y ya dejándome llevar, no me iba a sorprender si acababan coincidiendo las líneas de investigación del Dr, con la del prófugo.

Dejando de lado todo lo referente al Dr, días después, volví a buscar las noticias de su tocayo y vecino. Inesperadamente encontré una relación entre ambos. No negaré que me emocioné al pensar que había llegado al fondo cuando en una web de noticias, encontré una, publicada hacía minutos, cuyo titular indicaba que el SUPUESTO pedófilo había dejado el país, y bajo el titular la fotografía del Dr, la misma que en su perfil de Blogger.

¿Tenía una prueba que el Dr que nos copiaba los artículos, plagiaba textos científicos y el SUPUESTO pederasta fueran la misma persona? Aún no, tenía que comprobar la credibilidad de esa página de noticias y me demostró que no era fiable en absoluto.


En ella, afirmaban jactándose de ello, que habían desvelado su ubicación, ya que él mismo lo había publicado en su blog. Lo que había hecho, no era más que copiar, como tantas veces, la entrada de otra persona (a la que justamente sí había respetado la autoría) la cual había colgado una galería fotográfica de Cuba.

Además la página de noticias argumentaba en una noticia anterior que publicaban su foto, la única existente en la red (no es cierto) que cumplía las características dadas por la policía (como si eso despejara cualquier duda) ya que las fuentes judiciales confirmaban su huida en contradicción con la policía que afirmaba tenerlo cercado.

Llegados a este punto ¿Qué podía sacar en claro de todo aquello?

Absolutamente nada, estaba peor que al principio. Era momento de pararse a reflexionar, el asunto se estaba saliendo de madre y con temas más graves de los que aventuramos en un principio.


CAPÍTULO V

Pretendíamos mostrar plagios y una posible suplantación de identidad, narrando hasta donde habíamos llegado tirando del hilo, pero ahora existía la posibilidad que ese hilo nos llevara a cotas más serias, con tintes macabros y sensacionalistas. Había dejado de ser divertido. Abandonamos la idea de respaldar el relato con los links a las pruebas.

Hasta el momento, Lo máximo de lo que se podía acusar al Dr, era de abusar del Copy-Paste y en algunos casos de plagio.

No había pruebas para ir más allá, no se podía asegurar que no tuviera la titulación que ostenta, y mucho menos asumir que es la misma persona que el acusado. Y aunque lo fuera, una acusación no es una sentencia. Ya no se trataba de criticar la actitud de alguien, y los equívocos que se podían producir en internet por su desfachatez, pasábamos a contemplar la voracidad de algunos medios de comunicación.


Es normal preguntarse “Y si resulta que…” y montarte las películas mentales que quieras uniendo las piezas a tu gusto, al igual que había estado haciendo yo. Pero dónde queda la ética, no solo la periodística, cuando cruzas la línea y te lanzas a publicar tu película, señalando con el dedo sin pruebas y faltando a la presunción de inocencia sin una sentencia judicial. No creo necesaria ninguna referencia de acusaciones falsas cuando tenemos un ejemplo de linchamiento mediático reciente en todos los medios, repetido a todas horas.

Que la investigación inicial sobre una persona se hubiera solapado con noticias diarias de un prófugo, aun de fuentes de dudosa profesionalidad, había hecho que me enganchara a la historia, mi curiosidad rayaba la obsesión, con la esperanza que en la realidad ningún niño se hubiera visto afectado, inquieto viendo como mis fantasiosas sospechas encontraban cierto respaldo y a la vez revuelto por ver que ese respaldo no respetaba guardarse sus hipótesis y las publicaban como exclusivas, sin verificar nada, sin respetar la presunción de inocencia y publicando fotos porque en internet parecía coincidir. Aunque todas las acusaciones y noticias acabaran siendo ciertas, habrían dado en la diana por pura suerte.

Aquella mañana pensé dejar el asunto, ya le había dedicado bastante tiempo. La última noticia al respecto decía que el prófugo pensaba entregarse antes de final de año. Sin noticias del Dr por otra vía, el asunto se iba a alargar, el tiempo pondría las cosas en su sitio.

Pero el final de la historia no se iba a demorar tanto, el mismo día aparecía otra noticia, en otro medio distinto más serio que los anteriores. El prófugo había sido detenido y conducido a la Brigada de Investigaciones, fotos de su detención con la cara cubierta y todas las piezas del puzle en la misma noticia.

Se referían al detenido, además de con el nombre, como físico, y daba clases en una universidad. Aún así se dudaba de su titulación.

Se le describía obsesionado por Internet, nombrando los mismos sitios que yo había recopilado en la redacción de la historia. Y… otra vez hacían referencia a uno de los artículos sobre predisposición genética, insinuando una justificación de sus actuaciones según dicha predisposición. El artículo que mencionaban no era suyo, lo había buscando anteriormente y había encontrado a su autor original.
Pero eso ya no me importaba. Ni las copias, ni si el curriculum era cierto.

Tristemente, las declaraciones de la niña parecían tener peso, y se insinuaba que habían sido reconocidas por el acusado que, no era otro que el Dr.

En este punto nos encontramos ahora, y no se pondrá en duda su inocencia hasta que se demuestre lo contrario.

Solo queda esperar la resolución del juez. Hasta entonces, hay mucho sobre lo que pensar.
votar

18 comentarios:

  1. he quedado impresionado, no tanto por la historia como por el tono del relato

    muy muy bueno!
    y a ver como sigue

    un gran abrazo1

    ResponderEliminar
  2. Pues he empezado leyendo el articulo, pensando en muchos que anteriormente habia encontrado sobre el copy paste y las falsas identidades que se crean aqui y como bien dices esto parece mas una novela negra.

    Te animo a que esto mismo lo difundas en la medida de lo que puedas, porque el articulo lo merece y da lastima no sea leido por mas internautas.

    Te ganastes otro seguidor.

    ResponderEliminar
  3. Bienvenido Calistor, me alegra y me sorprende tenerte por aquí. Como habras notado, somos fans de EgiptoaRoma.

    Seguiré tu consejo.

    Saludos!

    ResponderEliminar
  4. Relamente el relato se hace merecedor de un post, y , tanto la redaccion como el contenido de dicho post, a pesar de que el trasfondo pueda ser repulsivo y detestable, son merecedoras de la atencion y la admiracion de todos los internautas.
    Enhorabuena, por la noticia, por el seguimiento e investigacion, por la prudencia y respeto a la intimidad y a la presuncion de inocencia.
    Como el resto de articulos publicados es un gran trabajo,seguid asi,por que realmente da gusto encontrar en la red esta integridad y respeto
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  5. La proxima vez usa Tynt...en algunos casos sirve para saber que tanto te estan copiando...

    ResponderEliminar
  6. Lo del copy-paste es una práctica black hat seo, que si se hace bien, el Google aun se traga. Se puede hacer por programación sin demasiados conocimientos y en fín, poco tiene que ver que haya abusado de una niña. Son dos sucesos que ocurren en paralelo sin relación de causa efecto

    ResponderEliminar
  7. Anacostia. Usamos Tynt... pero le hacemos poco caso. Tampoco es algo que nos preocupe.

    ResponderEliminar
  8. Saludos

    Dejo tu enlace para ke la gente se lea tu historia en:

    http://www.falsalibertad.com/?p=1733#comment-41574

    Sigue dandole kaña

    ResponderEliminar
  9. Isaac

    Tu comentario me ha dejado un poco pájaro.
    Entiendo, después de haber visto tu blog, que por tu profesión, “consultor seo y posicionamiento en Google”, te hayas quedado centrado en la parte del copy-paste; has dejado claro que controlas del tema.

    Animo a que si alguien necesita de esos servicios se pasen por tu blog.

    Referente a “Se puede hacer por programación sin demasiados conocimientos y en fín, poco tiene que ver que haya abusado de una niña”

    Si estuviéramos hablando de programación, sí, poco tendrían que ver, pero mi intención en ningún momento fue hablar de programación, ni de prácticas black hat seo. El Copy-paste es un personaje secundario en la historia, casi un extra, no el pilar central y de hecho el abuso, tampoco.

    Que "son dos sucesos que ocurren en paralelo"… lo son, pero ambos los origina la misma persona y estaban presentes durante la investigación con una relevancia que precisamente quería dejar diluida y en la que tú te centras.

    Esperar relaciones causa efecto entre copiar post y abusar de niños es ridículo. Si es lo que buscas te animo a que lo vuelvas a leer y encontraras esas relaciones entre:

    Buscar información y encontrarla(con sorpresas).
    No contrastar datos y caer en equívocos.
    No respetar la ética periodística y generar amarillismo.
    No acertar en tus acusaciones y hundir la vida de alguien inocente
    __________________________________________________________________

    A lo mejor ha dado la impresión que buscábamos si alguien nos copiaba. No fue así; escribiendo en google el título de uno de nuestros post, que necesitaba en ese momento, apareció la pag del Dr. Sin Más.

    Espero que quede claro que lo de menos eran nuestros posts.

    ResponderEliminar
  10. Harlok,

    Siento haber sido escueto en mis explicaciones. Entiendo que la investigación del plagio ha acabado llegando a otras índoles.

    Mi intención era recalcar que la práctica del copy-paste es una práctica habitual en el mundo seo. Y por lo que cuentas, tiene mucha pinta de black hack seo. Por ejemplo, el cambiar los títulos del post se hace para evitar que google lo tome como contenido duplicado. Se pasa por una base de datos de sinonimos que, si no está bien ajustada, acaba dando títulos sin ningún sentido.

    Particularmente a mi me parece una mala idea, una mala estrategia seo.

    Sin embargo, referente al post, me refería a que creo que poco tiene que ver con suplantaciones de identidad o adicciones a internet. Es una práctica habitual en el mundo del posicionamiento. Poco tiene que ver con enfermedad mental alguna.

    Dispongo de poca información al respeto y es mucho especular. Tan solo era para dar un poco de luz extra a la investigación.

    Y felicidades por la investigación

    ResponderEliminar
  11. Solo puedo decir una palabra, y copiando a Hesulín de Ubrique, IM-PRESIONANTE.
    Muy buena labor de investigación y mejor redacción, ¡engancha!.
    Espero que al DR. le den su merecido. Me hago seguidora tuya, que no quiero perdereme detalle (es lo que tenemos las cotillas)
    Un abrazo
    Nela

    ResponderEliminar
  12. Isaac, gracias por la explicación, desconocía el tema del black hack seo, más que sinónimos, parecían errores tipográficos.

    Y no, no creo que tenga nada que ver posicionamiento con posibles enfermedades mentales, tampoco creo haber insinuado tal cosa.

    Saludos

    ResponderEliminar
  13. Hola Nela, bienvenida, me alegra que te engancha; y que me vas a contar de cotilleo, mira donde me llevo el mio.

    ResponderEliminar
  14. Vaya! He llegado aquí buscando sobre la "Alegoría del Nilo", del periodo helenístico, y me encuentro con una auténtica novela negra, como tú dices. Me ha enganchado mucho, felicidades por una historia interesante y una magnifica forma de narrarla. (ahora me vuelvo a estudiar sobre griegos xD)

    ResponderEliminar
  15. Te felicito, tu capacidad para expresarte es muy impresionante.

    ResponderEliminar

Tu opinión nos importa.

Related Posts with Thumbnails